http://www.terencecook.com/2012/01/taller-tactica-mental-personalizada-tmp.html

jueves, 16 de junio de 2022

US OPEN 2022: MI INCREIBLE HISTORIA CON THE COUNTRY CLUB, BROOKLINE, BOSTON, EEUU

Este año el US OPEN vuelve a una de las canchas más antiguas y legendarias de Estados Unidos.

Cook en la RYDER 1999 The Country Club, Brookline

Se trata de THE COUNTRY CLUB ubicada en la localidad de Brookline en Massachusetts, Boston, en el noreste del país. Fue uno de los cinco clubes fundadores de la USGA (United States Golf Asociation), uno de los dos entes rectores, junto con la R&A (Royal and Ancient, de Gran Bretaña) del golf mundial.

En su centenaria historia, THE COUNTRY CLUB, ha recibido a numerosos torneos de la USGA incluido el mítico US Open de 1913 ganado por el desconocido amateur Francis Ouimet, una hazaña extraordinaria que llevó al despegue meteórico del golf en Estados Unidos.

Este club también recibió a la RYDER CUP de 1999, ganada a última hora en forma espectacular por Estados Unidos y que hoy es conocida como la "Batalla de Brookline" por el supuesto mal comportamiento de los espectadores norteamericanos que trataron de pésima manera a los golfistas europeos. Estos no fueron capaces de mantener una ventaja de cuatro puntos entrando al día final de los partidos individuales y finalmente perdieron el enfrentamiento por 14 y medio puntos versus 13 y medio.

Tuve la suerte y el privilegio de estar ese fin de semana en THE COUNTRY CLUB, hecho que me cambió la vida como golfista.

La historia que por primera vez relato publicamente es la siguiente:

En Junio de 1999 yo era el Gerente General para Chile de la compañía informática UNISYS (Chile) Corp y como buena compañía de EEUU eramos socios de AMCHAM, la cámara de comercio que agrupaba a las campañías de ese país en Chile.

Era frecuente recibir invitaciones para desayunos y otros eventos de índole comercial, pero la invitación de ese día de Junio me sorprendió enormemente.

Francisco García P.

El Presidente de AMCHAM, y Francisco García Parot, Gerente General regional para Heidrick& Struggles, una importante multinacional del "head hunting", invitaban a un torneo de golf denominado el CEO Cup a jugarse en Julio en mi club, el Prince of Wales Country Club.

El torneo, tal como el nombre lo indicaba, estaba reservado para Gerentes Generales a ejecutivos máximos de las campañías miembros de AMCHAM, pero lo que me sorprendió fue el premio ofrecido al ganador.

Una invitación, con full gastos pagados, a presenciar la RYDER CUP 1999 a jugarse el 24 al 26 de Septiembre en Boston, EEUU.

Al principio tuve dudas de jugar el torneo ya que, en mi opinión de ese momento, me parecía que en caso de ganar tan fabuloso premio, era complicado aceptarlo porque, en esa época, el reglamento del "status amateur" impedía recibir premios que superaran los U$ 600 dólares.

Sin embargo, lo conversé con unos amigos ex dirigentes del golf que me convencieron que había una excepción a la regla para este tipo de situaciones, por lo que competí.........y gané.

Viajé ese Septiembre a Boston con mi anfitrión, Francisco García, quien lamentablemente falleció por un cáncer hace ya 10 años. Se fue demasiado joven. Fue un brillante ejecutivo en Xerox Chile y a muy temprana edad fue Gerente General de la subsidiaria Venezolana de Xerox, para luego derivar al mundo del "head hunting".

Lo pasamos fabuloso con Francisco, quien también era entusiasta golfista, en Boston, y en The Country Club de Brookline.

Recuerdo que llegamos a Boston por la tarde el Miércoles, día anterior a la inauguración del torneo que se jugaría, como es tradicional, de Viernes a Domingo. Esa tarde salimos a caminar por las cercanías del hotel y recuerdo que Francisco se reía de mí cuando reaccioné como un provinciano cualquiera al encontrarnos con la Universidad de Harvard. Qué emoción !!!!!!

Al día siguiente fuimos al Club a presenciar la ceremonia de inauguración de esta RYDER Cup 1999. Pudimos, desde nuestra ubicación ver de muy cerca la entrada de los jugadores de ambos equipos y recuerdo lo jovencitos que se veían Tiger, Phil, García, Montgomery y todos los demás. Emotiva ceremonia inaugural con gaiteros y todo.

Al día siguiente temprano, Francisco me llevó al "hospitality tent" de Heidrick&Struggles" donde pude conocer a importantes ejecutivos de la compañía y a clientes de otras partes del mundo y de EEUU.

Ese día seguimos a varios grupos por la mañana y también me fui a la zona de práctica donde vi a un joven Jim Furyk, quien no jugó esa primera jornada, practicando "pitches" de corta distancia. Impresionante su capacidad para dejar los pelotas cerca de su objetivo.

Esa noche Heidrick&Struggles nos tenía una sorpresa sensacional que a mi me cambió la vida golfística.

Nos dio una charla de Golf Mental el gurú Bob Rotella, quien hace pocos años había publicado su best seller "Golf is Not a Game of Perfect". Me caló hondo su brillante charla y sus conceptos tan lógicos sobre el golf. 

Y, sin duda, Rotella ha sido la persona más influyente en mi posterior interés en el tema de lo mental y su gran importancia para nuestro juego.

Conversé con él un rato al final de la charla y aún conservo mi copia autografiada de "Golf is Not a Game of Perfect". Al saber que yo era de Chile me regaló tres copias adicionales autografiadas de su libro las que regalé a mis patners de golf del Country.

Para el segundo día nos instalamos en una tribuna en el hoyo 15 que nos permitía ver dos hoyos completos. La cantidad y el entusiasmo del público norteamericano era impresionante aunque yo no presencié las actitudes anti deportivas que denunciaron posteriormente los jugadores Europeos.

Esa noche de Sábado nos embarcamos de regreso a Santiago ya que nuestra invitación no contemplada el día final de juego.

No importaba.

Fue una experiencia personal única e inolvidable en la cima del golf mundial y en el fabuloso The Country Club de Brookline.

Estaré mirando por la televisión este fin de semana el US Open con mucho interés y algo de nostalgia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante y entretenido, como siempre

Anónimo dijo...

Gerencie un abrazo y felicitaciones

Anónimo dijo...

Excelente Terence gracias 🙏

Anónimo dijo...

Que buena historia Terence! Un Abrazo —Daniel B.