http://www.terencecook.com/2012/01/taller-tactica-mental-personalizada-tmp.html

sábado, 17 de abril de 2021

LA MADUREZ GOLFÍSTICA DE JOAQUÍN NIEMANN (¿era mejor que fuera a la Universidad?)

Un querido amigo me pregunta por la madurez golfística de Joaquín Niemann comparada con los demás jugadores de la "Brigada Juvenil" del PGA Tour, Morikawa, Hovland, Wolff y Zalatoris, quienes, a diferencia de Joaco, asistieron a la Universidad en Estados Unidos.

La respuesta corta es que depende del nivel golfístico y la trayectoria pasada del jugador cuando cumple los 18 años, y es el momento en que se debe tomar la decisión si asistir a la Universidad con beca de golf, o no.

También depende de las ganas y capacidades estudiantiles de cada golfista.

Morikawa y Bryson DeChambeau, a mi juicio, tomaron buenas decisiones de finalizar sus estudios ya que en el caso de Bryson sus estudios de física lo ayudaron a perfeccionar su swing, y el título de Business Administration de Collin, en Berkley, una Universidad de primerísimo nivel académico, lo puede ayudar a tomar buenas decisiones en cuanto a la parte financiera y auspicios, en su promisoria carrera en el golf.

Pero, estos dos casos son claramente excepciones.

Excepciones a la regla de que la gran mayoría de jóvenes golfistas asisten a la Universidad por la beca deportiva y con el único objetivo de mejorar su golf e intentar llegar al mundo dorado del PGA Tour.

La parte académica suele ser absolutamente secundaria y la gran mayoría de estos jóvenes golfistas estudian poco y no terminan carrera alguna, y se retiran antes de los cuatro años para hacerse profesional.

Por otra parte, son muchos los jóvenes, especialmente las estrellas europeas, que se hacen profesionales a los 18 años, o menos, sin ir a la Universidad, para intentar aprovechar al máximo sus grandes momentos como juveniles.

En esta categoría podemos consignar a Bernhard Langer, Justin Rose, Nick Faldo, Sergio García, Rory McIlroy y muchísimos otros.

El caso de Joaquín Niemann es interesante.

En un principio tenía un acuerdo para asistir a la Universidad de South Florida, pero el episodio del TOEFL (prueba de suficiencia en Inglés que requería la USF) le cambió los planes. Providencialmente, a mi entender. Esperaremos las memorias de Joaco para saber, de verdad, que sucedió, porque, creo yo, se manejaba a un nivel aceptable en Inglés.

Todos sabemos lo que sucedió a continuación. Niemann, a fines del 2017, se decide por el profesionalismo, gana el LAAC de Enero del 2018, se hace profesional después del MASTERS de ese año y arrasa en sus primeros meses en el PGA Tour para iniciar una carrera ascendente que lo ha llevado al N° 25 del ranking del mundo en menos de tres años.

¿ Le hubiera beneficiado en madurez golfística el haber asistido un par de años a la Universidad en Estados Unidos ????

Digo categóricamente no, por el siguiente motivo:

Los jóvenes talentos asisten a la Universidad en Estados Unidos con un solo objetivo,

Jugar el máximos de torneos posibles, puntuables para el ranking amateur mundial (WAGR) para, en algún momento, estar tan arriba, que pueden hacerse profesional y lograr las siete invitaciones a torneos PGA Tour y llegar por la vía corta (Special Temporary Membership), a la cima del golf mundial, sin tener que pasar por años en la "moledora de carne", de los tours secundarios.

En efecto, una posición alta en el WAGR, administrado por la USGA y el R&A, desde el año 2007, en base a un sistema que incorpora diversos torneos en el mundo entero con un sistema que acumula 104 semanas consecutivas, es el mejor indicador de posterior éxito en los principales tours del profesionalismo mundial (Majors, World Golf Championships, torneos PGA Tour y torneos European Tour).

Y la mejor evidencia son los resultados empíricos de los golfistas que han ingresado al profesionalismo a partir del año 2007, año de inicio del WAGR.

A modo de demostración les cuento que entre Enero del año 2007 y Junio del año 2019, 88 golfistas amateurs figuraron en el top tres de las versiones mensuales del WAGR.

De esos 88 jugadores TODOS, el 100%, hoy día son profesionales en tours de primer, segundo, tercer o cuarto nivel en el mundo entero.

Un altísimo % de ellos, el 75%, o sea, 66 golfistas han ganado al menos un torneo profesional.

En conjunto, estos 88 golfistas, los que, repito, en algún momento fueron top tres en el ranking amateur mundial, han ganado 316  torneos profesionales hasta esta fecha (Abril 16, 2021), entre ellos,17 Majors y 212 torneos en tours de primer nivel (PGA TOUR, EUROPEAN TOUR, MAJORS y WORLD GOLF CHAMPIONSHIPS).

Convengamos que este análisis es muy reciente ya que se inicia solamente el 2007 con la partida del WAGR (ranking mundial amateur) y aún así, los resultados de los 88 que han llegado a top 3 de este ranking, una vez en el profesionalismo son extraordinarios, y sólo serán mejores con el tiempo.

Basta considerar que en estos 12 años y medio de medición, cinco de los 88 top 3 del WAGR han sido N° 1 del mundo en el OWGR (el ranking oficial del golf mundial profesional).

En este período han sido N° 1 por 266 de las 630 semanas, o sea, un 42% del tiempo entre 2007 y 2019 (Junio). Estos cinco golfistas son McIlroy (106 semanas) Spieth (26), Dustin Johnson (125), Rahm (4) y Justin Thomas (5).

La correlación entre ser top tres, en algún momento, en el WAGR, y el éxito en el futuro profesionalismo es contundente e impresionante.

Aquí hay una primera conclusión para los Padres y los Coach, de actuales "promesas" del golf. Si después de dos o tres años de beca en una universidad de Estados Unidos, el joven no está ni cerca del top 10 del OWGR, ni pensar en el profesionalismo competitivo.

Madurez golfística es, entonces, la capacidad de competir de tal manera en los torneos amateur o profesionales válidos para el WAGR, que le permita al joven aspirante al profesionalismo competitivo encaramarse a lo más alto de este ranking en forma consistente y por muchas semanas.

Si no se puede, es mejor enfocar los esfuerzos universitarios en obtener un buen "cartón" o título para ganarse la vida de otra forma.

La competencia en el golf de elite es feroz y brutal y sólo llegan a lo más alto, aquellos con un talento natural de excepción, una capacidad de trabajo tremenda y una fortaleza mental única.

Y volvemos a la pregunta de mi amigo sobre la madurez golfística de Joaquín Niemann en comparación con Hovland, Wolff, Zalatoris y Morikawa.

A mi entender, la madurez golfística de Joaco es absolutamente equivalente a los cuatro mencionados, ya que todos fueron top tres en el ranking amateur mundial al igual que él. De hecho, Zalatoris llegó al N° 3, Wolff al N° 2 y sólo Morikawa y Hovland fueron N° 1, como Joaquín. Los talentos académicos de Morikawa, pueden, eso si, llegar a darle alguna ventaja, pero eso queda por verse.

Entonces, a los 19 años y sin tener necesidad de ir a la Universidad, Joaquín Niemann ya tenía, y por varios meses, su lugar en lo más alto del WAGR, tenía en su poder la prestigiosa medalla Mark McCormack al mejor amateur del mundo del año 2017, y, por cierto, ya tenía la certeza de las primeras siete invitaciones a torneos PGA Tour, al hacerse profesional después del MASTERS 2018.

La "pega" ya estaba hecha y no había necesidad alguna de ir a la Universidad. Todo lo contrario, en dos o tres años de golf universitario sólo podía perder respecto a lo que ya había ganado.


Más aún. 

Creo que no existe golfista amateur en el mundo que haya ganado tantos torneos con presencia de profesionales, siendo todavía amateur. Es así como, a sus 18 años ganó cinco torneos abiertos en Chile y varios de ellos por muchos golpes de ventaja.

Me refiero a ABIERTO BRISAS SANTO DOMINGO (Noviembre 2016), ABIERTO DE GRANADILLA (Enero 2017), ABIERTO LOS LIRIOS (Marzo 2017), ABIERTO BRISAS CHICUREO (Septiembre 2017), ABIERTO CLUB DE POLO (Diciembre2017) y ABIERTO LA DEHESA (Marzo 2018).

También forma parte del caudal de "madurez golfística" de Niemann el hecho de que la Federación de Golf de Chile hace años envía a los mejores talentos infantiles y juveniles a competir a una gran cantidad de torneos en Sudamérica, Estados Unidos y el mundo. De hecho Joaco ganó mucho en su etapa de amateur, incluyendo varios prestigiosas competencias en el gran país del norte.

La conclusión es clara.

Joaquín Niemann no ganaba nada con asistir a la Universidad antes del profesionalismo.







 

lunes, 12 de abril de 2021

MASTERS 2021: HIDEKI, LA ESTRELLA SILENCIOSA (buen artículo de Golf Digest con algunos comentarios de Niemann sobre el gran campeón)

 THE NEW MASTER

Masters 2021: Hideki Matsuyama, quiet star, makes a loud statement for his nation and for himself

Ben Walton

AUGUSTA, Ga. — The new Masters champ is so down-to-earth he drives a minivan. He is so private that no one knew anything about his love life until well after he was married; probed why he had kept it a secret for so long he said, “Because no one asked.” The new Masters champ is so soft-spoken the joke among the press corps is that while he doesn’t speak much English he speaks even less Japanese, favoring terse, vague answers when interrogated by the omnipresent reporters from his homeland.

There is absolutely nothing colorful about Hideki Matsuyama except the little splashes of neon in his wardrobe and the pyrotechnics produced by his golf clubs. But he claimed this Masters with a vivid performance, taking control of the tournament with a garish back nine on Saturday and then with ruthless efficiency building what turned out to be an insurmountable lead on the front nine of the final round. Matsuyama, 29, becomes only the second man from Asia to win a major championship, joining South Korea’s Y.E. Yang, a fun-loving character who quickly faded away. The new Masters champ has long been a world-class player—this is his sixth PGA Tour victory, including a pair of WGCs—but now he has a chance to become one of the sport’s biggest stars. Japan is a golf-mad country and Matsuyama will be a focus of these Games. (There is already speculation he will have the honor of lighting the Olympic cauldron; Matsuyama drew some laughs in the champions press conference when he said he would consider it if his schedule allows.) ESPN analyst Andy North said on-air that this Masters victory could be worth $1 billion to Matsuyama in ancillary income, a fantastical number that nevertheless captures the scale of this win in Japan and throughout Asia.

“I think Hideki could compare to Ichiro and Sadaharo Oh,” says Nobuhito Sato, a board member of the Japanese Tour, raising the name of two national treasures in trying to explain what a green jacket means in Japan. Ichiro is the future Major League Baseball Hall of Famer and Oh is the all-time leader in home runs in Japanese baseball and a crossover figure who was immortalized in a Beastie Boys lyric.

On Sunday evening Matsuyama stayed in character, declining to call himself the greatest Japanese golfer of all time, though he did allow, “I am the first to win a major. If that’s the bar, I’ve set it.” He added, “It’s thrilling to think a lot of youngsters in Japan are watching today.”

They may not build a statue to Matsuyama amidst the neon billboards of Shibuya but around Augusta National he should at least get a water fountain dedicated to his back nine on Saturday, when he shot a back-nine 30 to roar to a four-stroke lead. It summoned some of the most momentous third rounds in Masters history, which propelled legendary players to victory: Hogan’s 66 in ’53; Nicklaus’s 64 in 1965, which he has called perhaps the finest round of his career; Seve’s 68 in ’80, the low score on a brutal day; Tiger’s 65 in ’97, which put him on the doorstep of history; Dustin Johnson’s bogey-less 65 last year on the way to a Masters scoring record.

“When he's on, he's on,” says Joaquin Niemann, a Presidents Cup teammate of Matsuyama. “I think this week he's definitely on. I think nobody can stop him when he's playing like that.”

On Sunday, the defining question was how Matsuyama would perform with the weight of a nation on his shoulders. A nervy block off the first tee didn’t inspire confidence. When he tapped in for bogey on the first green, Matsuyama had been on the course for 14 minutes and already his lead was down to one stroke thanks to a birdie-birdie start by the young upstart Will Zalatoris. But Matsuyama steadied himself with an up-and-down for birdie out of the greenside bunker on the par-5 second hole and then a crucial 15-footer to save par on the fifth hole. By then Zalatoris had cooled off and a host of would-be contenders (Xander Schauffele, Justin Rose, Mark Leishman, Jordan Spieth) were all going backward on a breezy day. Matsuyama has one of the heaviest hits in the game and he overpowered the par-5 eighth hole, sealing the birdie with a delicate chip. (His work around the greens was sensational throughout this Masters.) On the exacting ninth hole he drove it all the way to the upslope and then feathered a wedge to kick-in range.

By the time Matsuyama reached Amen Corner his lead was a whopping six strokes. He showed a certain amount of daring—some might call it recklessness—going for it on 15, and his laser-like 4-iron flew the green and wound up in the water hazard that’s part of the 16th hole, leading to a momentum-shifting bogey. Schauffele (who played holes 3-5 in four over par to seemingly blow himself out of the tournament) birdied 15 to cut the lead to two strokes, capping a spirited run, but he promptly rinsed his tee shot on 16. Matsuyama played prevent defense from there, ultimately finishing a lone stroke ahead of Zalatoris.

JD Cuban

“I had a really good warmup and I felt really good going to first tee until I stood on first tee and it hit me that I was in the last group of the Masters and then I was really nervous,” Matsuyama said. “But my plan today was to do my best for 18 holes. That was my thought throughout the day, just do my best, do my best.”

That was plenty good enough, and now there is little doubt what will be served at next year’s Champions dinner. Webb Simpson, one of Matsuyama’s favorite mealtime companions, told GolfDigest.com on Sunday, “We always get sushi. He loves sushi. When I played in the Dunlop Phoenix [tournament in Tokyo], he invited me to dinner, and the restaurant shut down for him. He ordered for me. Yeah, that was a little more like kind of the raw sushi, like the stuff was living, and then it was killed and we ate it right away.”

Matsuyama brings his interpreter, Bob Turner, to those dinners so the conversation can flow. He has little interest in acclimating to life on the PGA Tour, keeping his wife and child in Japan while he road-trips to tournaments. His love for his homeland has long defined his Masters experience. Matsuyama first announced his intentions in 2011, earning low amateur honors when he finished 27th thanks to a sizzling third-round 68. He had almost skipped that trip to Augusta because less than a month earlier the Great Sendai Earthquake struck the Tohoku region of Japan, from where Matsuyama hails. A series of tsunamis battered the coastline and a 50-foot wave flooded the Fukushima nuclear plant, triggering a meltdown and setting off a series of explosions. The death toll eclipsed 19,000. He dedicated his star-making performance at that Masters to his countrymen, saying, “I was very happy to be here, to play four rounds here at Augusta. There are some hard times right now in Japan. Hopefully my play was able to bring some encouragement to those that are in need right now.”

Now, with the Tokyo Olympics being compromised by a global pandemic, Japan once again turns its lonely eyes to Matsuyama. But who is the man beneath all the expectations?

“We've had a lot of fun when we play together,” says Niemann, a native of Chile who speaks passable English. “Obviously, we don't speak much, but we can understand, and we can like see in the eyes when you're laughing or something funny happens.” When they bump into each other on the range Matsuyama gives his pal a pound and says in English, “Let’s go, Niemann.”

“It’s funny to hear that word from him because you never hear him say anything,” says Niemann.

Or perhaps Matsuyama eschews small-talk because he has an old-school belief that the glory is in the achievement, not the pontificating. This man of few words has now earned the two most coveted in the golf lexicon: Masters champion.

Alan Shipnuck is a partner with the Fire Pit Collective.

miércoles, 7 de abril de 2021

NIEMANN y el MASTERS: Los sólidos pilares que avalan una potencial gran actuación

En golf nunca se sabe lo que sucederá y muy especialmente cuando se enfrenta un gran torneo en una cancha tan exigente como Augusta National.

Pero a pocos extrañaría una gran actuación de Joaquín Niemann.

Y las razones son múltiples, y expongo las principales a continuación:

1, Carrera en franco ascenso:

El Masters 2021 sorprende a Joaco en un gran momento y con sólidos argumentos para tener mucha confianza en su juego.

En efecto está N° 26 en el Ranking Mundial, N° 11 en el ranking FEDEX de la presente temporada, y segundo en el importante ranking de "Cortes Consecutivos" con 15 cortes hechos, partiendo desde antes del inicio de esta temporada.

2. Ha descansado cuando debió hacerlo:

A diferencia de muchos jugadores top, Niemann y su Equipo han sabido tomar los descansos imprescindibles en lo que va de este año 2021. No jugó el Texas Valero la semana pasada y, sin duda, llega al Masters en óptima condición física y Mental.

3. Estadísticas notables en lo que va de la presente temporada:

De verdad los números detrás del juego de Niemann son muy, muy buenos y en ascenso, sólo con un par de excepciones.

A. Desde tee a green:

Top 10 en las estadísticas de la temporada 2020/2021 en DISTANCIA DESDE EL TEE (8), STROKES GAINED OFF THE TEE (9), DRIVING TOTAL, (4), (combinación de las estadísticas del drive desde el tee y la precisión con el drive) y GREENES EN REGULACIÓN (10).

Por otra parte, Niemann muestra una notoria mejoría en su capacidad de hacer approach y putt desde menos de treinta yardas del green, subiendo su desempeño hasta el lugar 65 del ranking de SCRAMBLING de esta temporada, comparado con el lugar N°120 del ranking de la temporada completa 2019/2020.

Todo lo anterior lleva a Joaco a estar en el N° 15 del importante ranking de STROKES GAINED TEE TO GREEN de la temporada actual.

B. Sobre el green:

Una de las mejorías más interesantes en el desempeño de Joaquín Niemann en esta temporada 2020/2021 ocurre sobre el green.

En efecto, la estadística más importante del green es STROKES GAINED (LOST) PUTTING donde Joaco actualmente está en el lugar N° 36 del ranking de esta temporada, un importante ascenso si comparamos con su desempeño de las dos temporadas anteriores cuando estuvo, ambas temporadas, en lugares cercano al lugar 145.

Esta mejoría sobre el green se observa también en la estadística PUTTS PROMEDIO POR GREEN EN REGULACIÓN, donde Niemann asciende hasta el lugar 22 del ranking a la fecha, 2020/2021, desde el lugar 111 en la temporada anterior.

Bueno, y la solidez demostrado en lo señalado más arriba explica no sólo el ascenso de Niemann en el Ranking Mundial y su promisorio lugar N° 11 en la FEDEX CUP, sino que también explica su lugar N° 4 en el ranking de SCORE PROMEDIO con 69.7 golpes por ronda, y, asimismo, su lugar N° 6 en el ranking de NÚMERO DE BIRDIES PROMEDIO POR RONDA, con 4.67.

Sabemos que en golf todo puede suceder y que en una cancha con greens tan duros, rápidos y difíciles por sus grandes ondulaciones, es clave estar fino con los fierros a green. Seguramente el ganador de este MASTERS va a tener una excelente estadística de proximidad al hoyo con fierros o maderas desde distancias superiores a 30 yardas desde el green, incluyendo salidas en los hoyos par 3.

Y, es aquí donde observamos una de las pocas estadísticas de esta temporada donde Niemann aparece bajo su desempeño de años anteriores, y que, de confirmarse en este MASTERS, lo pudiese complicar. 

En efecto, en sus tres temporadas anteriores estuvo siempre top 15 o mejor en PROXIMITY TO THE HOLE, bajando en esta actual, hasta el lugar 163 de este ranking.

Para graficar la importancia de esta estadística, especialmente considerando los complejos greens de Augusta, Joaco, en promedio esta temporada está golpeando su primer putt desde aproximadamente 38 pies desde el hoyo, comparado con 33 pies en sus dos temporadas anteriores. Esta diferencia de cinco pies, es una enormidad en el golf de elite.

Pero, no obstante lo observado en este último punto, Joaquín Niemann ha demostrado mucha fuerza Mental y espíritu de lucha, desde siempre, por lo que no me sorprendería una gran actuación esta semana. 

No sólo, son los 15 cortes consecutivos que demuestran su gran capacidad de enfrentar desafíos y canchas complicadas, sino que también se refleja en la interesante estadística BOUNCE BACK (recuperación) que muestra la cantidad de veces que un golfista que acaba de hacer un bogey o más en un hoyo, es capaz de "recuperarse" en el hoyo siguiente con un birdie o menos.

Y, para los que conocen desde años a Joaco, no es sorpresa que actualmente marcha noveno en esta importante estadística con un 31% de birdies o menos en el hoyo siguiente en que hace bogey o más.

Raya para la suma, le deseamos a Joaco y a su Team un gran MASTERS, pero si por razones de golf no se da, en nada empañaría su espectacular temporada 2020/2021.