http://www.terencecook.com/2012/01/taller-tactica-mental-personalizada-tmp.html

domingo, 29 de enero de 2012

Matías Lopez gana Preseniors en Granadilla. Yo, mente positiva.

Matías Lopez ganó la categoría Preseniors en Granadilla, hoy, al hacer un excelente 78, para un total de 318 golpes.


Segundo fue Luis Ramirez con 323, tercero fue Antuan Jury con 324, cuarto Felipe Bertin con 325 y quintos en empate Simeón Gutierrez y Terence Cook con 329.

Jugué razonablemente bien, hoy, en la primera vuelta, con un aceptable 40 golpes, a pesar de que fallé el drive en varios hoyos, e hice un tres putt de cerca en el hoyo 7.

Decidí arriesgar más la segunda vuelta, ya que intuía que debía hacer dos bajo el par, 34, para tener alguna opción de ganar el Campeonato. Me costó caro, ya que hice triple bogey en el hoyo 10, y un doble bogey, con fuera de cancha, en el hoyo 17, para un 44, y un total de 84 para el día.

La verdad es que Granadilla no perdona nada, pero a esas alturas no tenía nada que perder.

Al llegar a Granadilla el Jueves por la mañana, estaba con muchas ganas de jugar, y pensaba que tenía mucha opción para ganar este torneo, ya que había ganado Preseniors en Cachagua y estaba con una enorme confianza.

Obviamente no se dió, y la primera reacción es pensar en un fracaso.

Pero, nada de eso pasa por mi cabeza, ya que un tema clave del Golf Mental es jamás quedarse con ideas o sensaciones negativas de una ronda, o de un torneo. Uno juega muchísimos campeonatos y obviamente es imposible ganar, o jugar bien siempre.

Por el contrario, el golfista debe aprender siempre a quedarse con lo positivo.  SIEMPRE.

Y OLVIDAR LO NEGATIVO RÁPIDAMENTE.

Y para esto existe una excelente técnica mental que recomiendo mucho. Se llama REPLANTEAMIENTO POSITIVO, o, en Inglés, POSITIVE REFRAMING. Hace un tiempo escribí un artículo sobre POSITIVE REFRAMING dentro de la cancha, pero es igualmente válido para situaciones fuera de la cancha,

Es una técnica que busca explicar la realidad siempre con un ángulo, o replanteamiento, positivo, con el objeto de "alimentar" a la poderosa mente inconsciente de material beneficioso para el futuro. O, a la inversa, busca evitar que en la mente inconsciente se queden "pegados" hechos, o sensaciones negativas, que suceden normalmente en la cancha de golf.

Se los voy a explicar con mi caso, al no jugar demasiado bien en Granadilla.

El planteamiento "objetivo" sería el siguiente:

"La realidad es que jugué en forma mediocre y cometí muchos errores mentales y de planificación......y no pude ganar. Un fracaso ya que estaba jugando muy bien, con la confianza al tope y venía de una excelente victoría en el Abierto de Cachagua".


Con el replanteamiento positivo, la realidad se replantea como sigue:

"La realidad es que jugué bastante bien considerando que venía de dos semanas de vacaciones sin golf en el sur de Chile. Es natural que no haya estado "fino" con el driver y algunos putts, y mi quinto lugar considerando esto, y que competí  contra jugadores de una categoría menor a la mía (soy Senior hace rato), es mas que aceptable. De hecho, a ratos jugué un golf excelente, en una cancha complicadísima, continuando mi buena racha de los últimos dos meses. También destaco que  mi juego alrededor del green en Granadilla  fue muy acertado "

De esta manera nos quedamos siempre con lo positivo, y jamás lo negativo.

Vamos a ver cómo me va en el Abierto de Las Brisas de Santo Domingo, la próxima semana, donde nuevamente enfrentaré a los "niños" de la categoría Preseniors.

sábado, 28 de enero de 2012

Sigo con chance en Granadilla

Nos tocó super difícil a los Presenior, hoy, en la tercera ronda del Abierto de Verano de Granadilla.


De hecho ninguno de nosotros pudo bajar la barrera de los 80 palos. Estaba más difícil y peligroso que los días anteriores, ya que los greens estaban más duros, y recibían menos.

Es difícil, a veces, explicar porqué esta magnífica cancha de sólo 6500 yardas es tan difícil y desafiante.

Es que hay peligro en los 18 hoyos. Una muestra de esto es el score que hizo, ayer, uno de los mejores amateur de Chile, Juan Carlos Cortés, quien tiene un handicap de mas tres. Hizo 84 palos con un diez en su tarjeta.

Por mi lado, tuve, hoy, unos nueve hoyos iniciales simplemente desastrosos, en que no me funcionó nada. Lo peor es que no le podía pegar bien a la pelota ya que "se me fue el swing".........algo típico, producto de los permanentes desniveles de los fairways de Granadilla.

Hice 46 golpes, lo que me encaminaba, a un desastre de proporciones.

Pero, supe mantener la paciencia, y apliqué a fondo mis técnicas Mentales, y con un enfoque super positivo logré salvar la situación con un excelente 37 en los segundos nueve hoyos.

Este 83 no era el score que necesitaba para acercarme a la punta, pero si me sirvió para subir un lugar y quedar quinto, solo, y a seis palos del puntero, Cristóbal Prieto.

Va a estar de miedo la definición de este Campeonato en Categoría Preseniors, mañana, ya que hay varios candidatos al título.

Los scores, hasta la tercera ronda son los siguientes:

Cristóbal Prieto:            239
Matías Lopez:               240
Luis Ramírez:                241
Antuan Jury:                 242
Terence Cook:             245
Felipe Bertin:                246
Gastón Gobzalez:         248

Es verdad que estoy un poco lejos de la punta, y con varios excelentes jugadores adelante mío, pero, producto de mi gran segunda vuelta hoy, estoy con la confianza al tope, y pretendo aplicar mi Método Mental y mi Método de Planificación, con todo, con el objetivo de intentar ganar el Campeonato.

Y, todos sabemos que en Granadilla Mítico todo puede suceder-

En la pelea en Granadilla

Hoy hice un razonable score de 80 golpes en el Abierto de Granadilla para quedar a cinco golpes del puntero en la Categoría Preseniors.


Fue muy razonable considerando un desastroso triple bogey en el par tres, hoyo 7, mi hoyo 16.

Lo cuento, al principio, para olvidarlo rápido.

Iba cuatro sobre el par cuando enganché un fierro 7 al bunker de la izquierda. Hice una sacada pésima y quedé con un dificilísimo putt de bajada y bastante largo. Planifiqué mal y quedé con otro putt de bajada. De ahí me pasé un metro y erré de regreso. Raya para la suma, hice cuatro putts, lo que me dejó siete sobre el par faltando dos hoyos.

Esta es una situación típica de Granadilla. La bandera estaba en una posición dificilísima y debí haber planificado mejor, y haberme dejado un putt para cuatro, de subida. En ese escenario, lo peor hubiese sido un doble bogey 5.

Pero hablemos de lo bueno.

Antes de partir, hoy, me preocupé de "meterme" al Método Mental con mucho tiempo y tranquilidad.......y me dió un gran resultado.

Birdie al hoyo 10 (mi hoyo 1) y jugué en forma sobresaliente la primera vuelta, con sólo dos tiros errados, para un gran 37.

Tuve problemas con el drive, al principio de la segunda vuelta, pero planifiqué bien, y evité subirme mas allá del bogey, en los primeros dos hoyos. Hice excelentes pares en los hoyos 3, 4, 5 y 9, (mis 12, 13, 14 y 18), lo que me dejaba en una muy expectante posición para hacer un excelente score.

Pero, Granadilla es Granadilla y, lamentablemente, me subí cinco golpes en tres de los cuatro hoyos finales (bogeys en el 15 y 17, y el referido "desastre" en el 16).

Pero, la buena noticia para mí es que a pesar de "estar parado" dos semanas por mis vacaciones, cada vez me siento más cómodo con mi juego, lo que me da mucha confianza para los 36 hoyos finales.

Mi total de 162 (82 y 80), no es nada de malo, considerando lo complicado de la cancha, y me permite estar en la pelea.

Mis contrincantes son bravísimos. Incluyendo a Cristóbal Prieto con 158 (79 y 79). Notable el 79 de hoy de Cristóbal, ya que hizo un 9 en el par cuatro hoyo 2. Matías Lopez, tuvo difiultades hoy, pero igual cerró con un razonable 83, que lo tiene dos golpes por delante mío. Y mis amigos de Granadilla, Gastón Gonzalez (81 y 80) y Antuan Jury (82 y 80, empatado conmigo), son siempre de temer. Y cierra la lista de candidatos al título Preseniors, Luis Ramírez, el líder de la categoría con 157 golpes (79 y78), ganador en Marbella hace dos semanas, que en cualquier momento hace una gran vuelta, y define el campeonato.

Está entretenida la Categoría Preseniors de este excelente Abierto de Verano de Granadilla, 2012, y seguro que va a ganar el que maneje mejor la presión en estos dos días finales.

Y, aunque suene un poco arrogante, me tengo mucha confianza para ganar este lindo Campeonato,


jueves, 26 de enero de 2012

Granadilla, una cancha magnífica y temible como siempre

Hoy jugué los primeros 18 hoyos de un nuevo Abierto de Verano en el mítico Granadilla Country Club.

Este año "volví¨" a enfrentar a los "jóvenes" Preseniors en esta entretenida categoría, donde compiten los jugadores mayores de 40 años.


¡ Qué cancha más magnífica ! Un constante desafío en los 18 hoyos, especialmente para los que tuvimos que enfrentar el viento de la tarde.

 ¿Qué puedo decir de mi ronda de hoy?

Es raro que un handicap uno como yo, se vaya contento con un 82. Pero así fue. Los resultados de hoy, en todas las categorías reflejan lo difícil que es hacer buenos score en Granadilla.

Partí pegando chueco el drive y me quedé injugable en el hoyo 3. Me costó un doble bogey. También tuve poca fortuna en el hoyo 6. Pegué un magnífico pitch de segundo tiro, pero me pasé del green por poco y, de bajada, sólo pude hacer un bogey.

A esas alturas, faltando dos tercios de la vuelta, estaba cinco sobre el par y con mucha cara de desastre.

Sin embargo, estaba siguiendo mis propios consejos de paciencia, buena planificación y concentración mental, y todo se dió vuelta en los siguientes siete hoyos.

En efecto, pude hacer muy buenos pares en los hoyos 7, 8, 9, 11, 12 y 13........y un gran birdie en el hoyo 10. Tuve poco fortuna en los putts para birdie en los hoyos 8, 9, 11, 12 y 13 , ya que fallé por muy poco, y de muy cerca.

Excelente recuperación, ya que al entrar a los cinco hoyos finales estaba sólo cuatro sobre el par.

Hice un buen bogey en el dificilísimo par tres, hoyo 14.

Tuve muy mala fortuna al quedar cuasi injugable en el hoyo 15, lo que me costó un doble bogey.

Tiré para birdie de muy cerca en los hoyos 16 y 17, por lo cual enfrenté el largo par cinco, hoyo 18 necesitando un par para hacer lo que hubiese sido un excelente 79.

Y aquí cometí  un par de errores mentales, que, hoy, me costaron muy caro en el hoyo final.

El hecho de pensar demasiado en lo bueno que sería hacer un 79, me "sacó" del Momento Presente, el óptimo para jugar golf, y comenzé a jugar tentativamente, y con la mente consciente, la mala para jugar al golf. Traté de "asegurar" un par y esto resulta ser fatal en golf.

Y así  fue que pegué un drive con fade y quedé injugable delante de un árbol por el lado derecho.

Este era mi tercer injugable del día y procedí a cometer mi segundo error mental en pocos minutos.

Me enfurecí con mi mala suerte y, aunque hice una razonable sacada "a buenas", seguía enojado, jugué demasiado apurado, y mi tercer tiro fue un desastrozo fade con una madera 3, y me fui fuera de cancha a la altura de la zona de práctica.

Cuento corto, finalizé el hoyo con un triple bogey ocho, lo que transformó lo que pudo haber sido un excelente 79 en un mediocre 82.

¿ Y porqué estoy contento, si terminé tan mal?

Bueno, por una razón muy simple. A pesar de no haber jugado en dos semanas producto de mis vacaciones en el sur de Chile, igual, a ratos, jugué un gran golf.

Es clave en el Golf Mental quedarse siempre con lo bueno, y olvidar rápido lo malo. Y hoy hice cosas muy, muy buenas.

Y, los que conocemos esta formidable cancha de Granadilla sabemos que hacer 82 golpes, y estar a sólo 5 palos del puntero de tu categoría, faltando 54 hoyos, no es nada de malo.

Mañana juego temprano y con un poco de suerte podré evitar el viento, y aplicar ferreamente mi fórmula de paciencia, estricta planificación y uso de mi Método Mental..

Está muy entretenido este Abierto, estoy con mucha confianza, a pesar del par de errores del hoyo 18, por lo que siento que estoy muy cerca de jugar un gran golf.

Ya veremos que nos trae Granadilla mañana y el fin de semana.

martes, 24 de enero de 2012

Como jugar Granadilla

Casi todo el mundo sabe que mi cancha favorita en el mundo es Granadilla Country Club.


Es que es una cancha no demasiado larga, pero donde se necesita una fortaleza Mental única.

Algunos de los mejores golfistas de Sudamérica han pasado por esta notable cancha en Viña del Mar, y se han ido con alguna ronda que no habían hecho en años (por lo alta), producto de los desniveles de la cancha y los greens rápidos y de muchas caídas.

La cancha actual es aún más peligrosa que la de hace treinta años.

En efecto, los greens siguen igual de rápidos, pero han crecido los árboles y hoy existe rough en la mayoría de los hoyos, el que no existía antes. La consecuencia es que los fairways están mucho mas angostos y si uno no anda derecho con el drive, el par se hace muy difícil de lograr.

Escribo este artículo a dos días de iniciar un nuevo Torneo Abierto de Verano en el mítico Granadilla.

Este año vuelvo a la categoría Preseniors (mayores de 40 años). El año pasado logré ganar en Seniors (mayores de 55 años), pero acabo de regresar de unas estupendas vacaciones en el sur de Chile (sector Lago Llanquihue) y estoy con la confianza al tope, por lo que me entusiasmé con jugar los 72 hoyos completos del torneo.

Y......¿ Qué hay que hacer para lograr buenos score en Granadilla ?


En mi opinión, hay que hacer tres cosas:

Lo primero es armarse de una tremenda dosis de paciencia. Granadilla tiene hoyos muy peligrosos donde uno se puede subir muy rápido del par. Pero, también tiene al menos ocho hoyos donde uno se puede bajar del par con relativa facilidad. Si uno es paciente, y logra mantener una actitud positiva, a pesar de los traspiés normales de una cancha muy castigadora, el golfista puede recuperarse a tiempo para mantenerse en competencia.

Lo segundo, y tal vez lo más importante, es efectuar en todo momento una planificación rigurosa y conservadora de cada tiro. Esto es necesario mas que en cualquier otra cancha que conozco, ya que los fuertes cambios de nivel se repiten en los 18 hoyos, lo que sólo se ve agravado por unos greens rapidísimos y con mucha inclinación.

Creo no equivocarme en decir que cualquier jugador que logre no hacer ningún doble bogey, o mas, en el torneo, va a ganar su categoría, y probablemente por lejos.

Y lo tercero, es que si uno utiliza un Método Mental, en cancha, para lograr plena sincronía de cuerpo y mente, debe utilizarlo desde el primer hoyo, haya o no presión. Lo que pasa es que cualquier error que en otra cancha cuesta un golpe, aquí en Granadilla puede costar dos, tres o cuatro. El castigo por una pequeña desconcentración mental puede costar muy caro, por lo que estar "adentro del Método", resulta ser fundamental.

Por mi parte, estoy realmente feliz de jugar un nuevo Abierto de Verano en Granadilla, y llego a Viña con una tremenda confianza después de haber ganado Preseniors en Cachagua.

En golf nunca se sabe lo que va a pasar, pero lo que tengo claro es que voy a aplicar a full mi propia receta de mucha Paciencia, Planificación rigurosa y conservadora de todos los tiros, y la utilización de mi Método Mental en Cancha desde el primer hoyo, en Granadilla, esta semana.

lunes, 23 de enero de 2012

TALLER: Táctica Mental Personalizada (T.M.P.)

Este nuevo Taller está pensado para golfistas Profesionales o jugadores de bajo handicap, que deseen fortalecer la Mente, con el objetivo de alcanzar mejorías significativas de performance. Y en especial bajo situaciones de presión.


Es un Taller que lo imparte el Instructor (Terence Cook) con un sólo alumno a la vez.

A diferencia de mi Taller Avanzado, Control Mental para Golfistas (C.M.G.), que consta de cuatro sesiones muy definidas, y la enseñanza de mi Método Mental, este Taller es un ejercicio que se caracteriza por una intensa interactividad Alumno-Instructor (Terence Cook) que se desarrolla, primordialmente, en unas nueve horas de trabajo en conjunto.

La primera sesión, parte con una conversación de una hora y media, normalmente temprano en la mañana, en que el alumno cuenta su historia golfística y hace una reseña de sus propias fortalezas y debilidades, y sus aspiraciones para el futuro. El Instructor, usualmente en esta etapa, hace muchas preguntas respecto del "background" golfístico del alumno y de sus experiencias competitivas más importantes.

Sigue con una ronda de nueve hoyos, con el Instructor, donde la conversación se enfoca en las características de juego del alumno, su forma de planificar y pensar, y en detalles de su juego largo, juego corto y putter.

A continación de la sesión en cancha, el Instructor impartirá al alumno sus charlas LA MENTE y el GOLF, y los SÍ y los JAMÁS del GOLF, lo que tendrá una duración de aproximadamente una hora y media, y durante la cual se mantiene el estilo de alta interactividad Alumno-Instructor.

Esta primera jornada finaliza con una sesión (o un almuerzo) en que se resume lo tratado en el día y se convienen los elementos claves que darán origen al documento Táctica Mental Personalizada (T.M.P).

Dentro de las siguientes 48 horas, el Instructor hará llegar al alumno un primer documento, borrador, con la Táctica Mental Personalizada (T.M.P.), propuesta para el jugador.

Este documento borrador, detallado, hace énfasis en los comportamientos, y técnicas mentales, que el Instructor recomienda para el jugador.

Contiene recomendaciones para actividades que, consensuadamente, podrá llevar a cabo el golfista, fuera de la cancha en su vida diaria, la mañana antes del juego, durante el juego y después del juego.

Lo que se persigue es fortalecer la Mente, la planificación en cancha y el performance bajo presión, de tal manera de que el golfista mantenga continuamente al tope su confianza, característica vital para poder llegar a la cima.

A continuación, el alumno hace sus observaciones al instructor en una sesión de aproximadamente dos horas, que se lleva a cabo dos o tres días después de recibido el borrador del T.M.P., y se afinan, en conjunto, los detalles del documento final.

En esta sesión, y optativamente, el Instructor le enseña al golfista su sistema de putter, VISUAL C. Esta es una técnica basada en la visualización, y es similar a la que enseña Dave Stockton, ex jugador profesional de golf de dilatada trayectoria, y ahora considerado el gurú de la enseñanza del putter a nivel mundial.

En una sesión final, al día siguiente, el Instructor entrega formalmente al golfista el documento Táctica Mental Personalizada (T.M.P) definitivo.

Condición obligatoria para participar en este Taller es la firma de un Acuerdo de Confidencialidad ("Non Disclusure Agreement") en que el golfista se compromete a no divulgar a persona alguna el documento Táctica Mental Personalizada (T.M.P.), ni el material asociado, ni las materias tratadas durante las distintas sesiones realizadas.

Cualquier consulta de costo y/o de otra índole se puede hacer al teléfono celular de Terence Cook (569-96790006) o a los emails siguiemtes:

 terenciocook@gmail.com

viernes, 13 de enero de 2012

Stricker gana en Hawaii. Mente Positiva y Juego Corto

Soy un gran admirador de Steve Stricker.


Cuando ganó el MEMORIAL en Mayo del año pasado escribí un artículo destacando su juego corto.

Stricker ha ganado nueve veces en la PGA TOUR después de cumplido los 40 años (tiene doce títulos en su carrera, y es el único jugador de la PGA TOUR que ha ganado múltiples veces en los últimos tres años). Muchos de ellos punteando al entrar al último día.

Es indudable de que posee una fortaleza mental muy superior a sus competidores más jóvenes.

Parte importante de su confianza y su fortaleza mental viene de un gran juego corto (150 yardas para adentro), y que es capaz de pegarle al driver muy derecho.

Sin embargo, es muy interesante revisar su victoriosa entrevista del Lunes pasado, una vez ganado el Torneo de Campeones de la PGA, en Hawaii.

En efecto, en esta conferencia de prensa, Stricker explica cómo evitó el negativismo que le sobrevino en los hoyos 5 y 6, del día final, después de cometer un par de errores torpes que le costaron bogeys.

La técnica que utilizó es simple, pero muy pocos golfistas son capaces de utilizarla cuando pega fuerte la presión. Y se siente que se está escapando de las manos un torneo en que se estaba liderando con comodidad.

Stricker cuenta que su liderazgo en el torneo se redujo desde cinco golpes a sólo dos, después de ese hoyo 6, y que cortó de raíz su pensamiento negativo hablándose a sí mismo en los siguientes términos :

" Si al principio de la semana me hubiesen dicho que después del hoyo 5 del día final, estaba liderando el torneo por dos golpes........hubiese estado feliz !!!!!!!.......Sólo tengo que seguir haciendo lo que soy capaz de hacer......me encantan los segundos nueve de esta cancha.....siempre hago muchos birdies ahí !!!!! "

Lo que hizo Stricker fue cortar en seco el enojo y el negativismo, lo que, en mi opinión, es el cáncer del golf.

Estoy de vacaciones, en la ribera del bellísimo lago Llanquihue, y acabo de re-leer El Poder del Ahora de Eckhart Tolle.  Hacia el final del libro, este gran autor habla del negativismo en los siguientes términos:


" Toda negatividad es resistencia, las dos palabras son casi sinónimos. El ego cree que por medio de la negatividad puede manipular la realidad y conseguir lo que quiere. Cree que por medio de ella puede atraer una condición deseable o disolver una indeseable. El hecho es, por supuesto, que la negatividad no funciona. En lugar de atraer una condición deseable, impide que surja. En lugar de disolver una condición indeseable, la mantiene en su lugar. Su única función "util" es que refuerza el ego y por eso al ego le encanta ".

Cada vez estoy más convencido que para el golf, el enojo y el negativismo, en cualquiera de sus formas, es funesto. Y hay algo más, el negativismo sólo nos lleva a un swing más rígido y menos fluido, lo que tiende a desincronizarnos aún más de mente y cuerpo.

Por eso me cuadra mucho cuando Tolle habla de resistencia como sínónimo de negativismo.

En conclusión, no hay duda alguna que el golfista debe estar siempre positivo........dentro y fuera de la cancha.

domingo, 8 de enero de 2012

Gané el Abierto de Cachagua en Pre-Seniors

A pesar de una mala primera vuelta de 41 palos, me recuperé de excelente forma en los segundos nueve hoyos para hacer un sólido 38, en una situación de mucha presión.


Lo que pasa es que al finalizar mis primeros nueve hoyos supe que Juan Eduardo Labbe, mi contrincante más cercano, había hecho 78 golpes. Esto significaba que yo debía hacer 39 golpes en la segunda vuelta para ganar el Torneo. (Yo le llevaba tres golpes a Juan Eduardo al finalizar el juego de los dos primeros días). Nada de fácil, ya que los segundos nueve de Cachagua son muy peligrosos.

Pero, afortunadamente, estuve fuerte mentalmente y pude aplicar mi Método Mental a la perfección en los primeros cinco hoyos de la vuelta. Así fue como hice excelentes birdies en los hoyos 10 y 11, y sólidos pares en el 12, 13 y 14. En el 15 hice un mediocre bogey, seguido de un fuera de cancha en el 16.

Esto podría haber sido un desastre pero, estuve fuerte mentalmente a pesar del mal tiro, y me recuperé con un excelente doble bogey seis con la segunda pelota (incluyendo los dos palos de castigo), seguido de un gran birdie en el par tres 17.

A esas alturas, podía hacer triple bogey 7 en el hoyo final para ganar. Y, como casi siempre ocurre, ser demasiado conservador cuesta caro, e hice un mal doble bogey seis que, a la postre no importaba para nada.

Para la historia hice tres buenas vueltas bajo 80 ( 77, 77 y 79) y gané por dos golpes en una de las canchas más peligrosas de Chile a excelentes golfistas de la categoría Pre-Senior (mayores de 40 años).

Más que conforme ya que estuve fuerte mentalmente y mi Método Mental en cancha me funcionó super bien toda la semana.

Y, lo más importante, pude demostrar que el programa de técnicas que estoy utilizando, a diario, fuera de la cancha, para fortalecer la mente y la confianza, me está dando excelentes resultados.

Feliz. Ahora me voy al sur de Chile de vacaciones. Nos vemos en Granadilla !!!!!!

sábado, 7 de enero de 2012

Día de terror y satisfacción, hoy, en la segunda ronda del Abierto de Cachagua

Qué mal partí, hoy, en la segunda ronda del Abierto de Cachagua !!!!!!!!


Pero qué bien terminé !!!!!!

Iba cuatro sobre par después de tres hoyos, pero logré aplicar mi Método Mental a fondo de ahí en adelante, y pude finalizar con un estupendo 77 (40 de ida y 37 de vuelta).

Con este resultado estoy punteando la categoría Pre-Seniors por tres golpes. La tabla de posiciones es la siguiente, faltando los 18 hoyos finales:

Terence Cook:                          77-77:     154

Juan Eduardo Labbé:                 83-74:     157

José Ignacio Rivera:                   81-77:     158

Pedro Olea:                               75-86:     161


Hice tres putts para bogey de muy cerca en el hoyo 1, bogey en el hoyo 2, y doble bogey en el par cuatro hoyo 3. Por segundo día consecutivo me pasé de green en el hoyo 3, a un bunker que es dificilísimo. Error de planificación en ambas ocasiones ya que me equivoqué de palo las dos veces.

A esas alturas estaba aterrorizado, ya que, sin pegar mal, estaba haciendo un "apaleo" de proporciones mayores. Además, el viento soplaba fuerte lo que complicaba aún más cualquier esfuerzo de recuperación.

Pude hacer grandes pares en los hoyos 4 y 5, y ya senti que estaba sincronizado de cuerpo y mente, gracias a una técnica de respiración muy eficaz que utilizo en los momentos difíciles.

Hice buenos pares en los hoyos 6 y 7. Bogey, al errar un putt de muy cerca, en el 8, y un gran birdie en el hoyo 9, me permitieron hacer un muy aceptable 40, considerando mi mal comienzo.

Jugué muy bien la segunda vuelta.


Buen birdie en el hoyo 11 y sólidos pares en la mayoría de los restantes hoyos de la difícil segunda vuelta de Cachagua, excepto por dos bogeys en los pares tres 14 y 17, me permitieron hacer un muy buen 37.

Y pudo ser menos, ya que erré varios putts para birdie, y para par, por milímetros. Los greens de Cachagua están muy buenos, pero tienen un "pelo" muy difícil de leer, lo que los hace muy complicados.

Va a estar entretenido mañana ya que mis contrincantes van a salir con todo para alcanzarme, muy especialmente Juan Eduardo Labbé, quien es un gran jugador, al que tuve la suerte de ganar por un sólo golpe en el Abierto de Cachagua de hace dos años.

Va a haber mucha presión mañana........una excelente prueba para el nivel de mi fortaleza mental y de mi Método Mental en cancha.

viernes, 6 de enero de 2012

Jugando gran golf (con el diablo metiendo la cola) voy segundo en Cachagua

Hoy, jugué en forma simplemente espectacular en la primera ronda del Abierto de Cachagua.


Estoy jugando en la categoría Pre-Seniors (mayores de 40 años), e hice un muy aceptable 77, con gusto a poco, porque el diablo del golf me pasó la cuenta con todo en el green del 5, con 4 putts desde muy cerca, y una pelota equivocada (dos golpes de castigo), en el hoyo 18, para un triple bogey 7.

Quedé en segundo lugar detrás de Pedro Olea del Club de Golf La Dehesa, quien hizo un gran 75.

Lo importante es que sigo con la confianza al tope, y aplicando con mucha disciplina mi Método Mental en cancha. Hace tiempo que no le pego tan bien a la pelota, y facilmente pude hacer bajo par, hoy, a pesar de un fuerte viento que nos tocó en la segunda vuelta.

Manejé super bien el desastre de los 4 putts del hoyo 5.

Los greens de Cachagua tienden a tener mucho "pelo" que a veces "sacan" la pelota de la línea, incluso en los putts muy cortos. Eso fue lo que me pasó, dos veces, en el green del 5 (es un par cinco). Lamentablemente tiré de seis metros para birdie y me fui con doble bogey.

Lo importante, desde el punto de vista del Golf Mental es que logré olvidar super rápido este "desastre" y seguí jugando un gran golf en los siguientes hoyos. De hecho hice sólidos pares y dos birdies ( hoyo 11 y hoyo 14) hasta el hoyo 16, donde hice un bogey.

Hice un buen par en el complicado hoyo 17, que nos tocó con un fuertísimo viento en contra.

A esas alturas un par o bogey en el hoyo 18, me permitía terminar la ronda con un gran 74 ó 75, pero el diablo metió la cola.

Pegué un drive hacia la derecha, y al acercarme ví una pelota en el medio del hoyo 10 que parecía la mía. Me acerqué y tenía una marca azul, que es la que yo uso normalmente. Era una pelota Titleist ProVi roja, que era la que yo estaba usando. Había muchísimo viento en contra, y en ese hoyo hay agua por la derecha, por lo que planifiqué conservadoramente, y aseguré un rescue hacia la derecha del green.


Hice un buen approach y tenía chance de par, cuando se acercó un jugador que había golpeado desde el tee del hoyo 9 y me hizo ver que había pegado pelota equivocada en mi segundo tiro. La mía estaba un poquito más adelante, pero no se veía por el rough.

Mucha rabia y frustración por este error que es sólo culpa mía. Tuve que volver a jugar mi pelota, pero con los consabidos dos golpes de castigo.

Lo que era un posible 74 ó 75, seguro, se transformó en un 77.

Nada que hacer. Así es el golf. Lo bueno es que me avisaron del error antes de golpear mi cuarto tiro con la pelota equivocada. Si  hubiese abandonado el green sin enmendar el error, hubiera sido descalificado. Así es la regla.

A olvidar super rápido lo del hoyo 5 y la mala suerte del hoyo 18.

Jugué tan bien hoy, que hay muchísimos tiros excelentes que recordar, y para alimentar positivamente la mente inconsciente.

Estoy a sólo dos golpes del líder, y quedan 36 hoyos por jugar.

Está muy, muy bueno este Abierto de Cachagua. La cancha está en un gran nivel, además de una organización espectacular, lo que augura un gran Torneo en todas las categorías.

jueves, 5 de enero de 2012

Preparación FÍSICA para el Dakar. MENTAL para el Golf

Al ver en las noticias el desarrollo del Dakar, carrera de todo tipo de vehículos por campo traviesa, se me vino a la cabeza que prepararse para este gran desafío deportivo, algo tiene que ver con el golf.


Una de las claves para tener éxito en el Dakar es que hay que tener un extraordinario estado físico para enfrentar una de las pruebas más duras del mundo. Para enfrentar la prueba,  hay que hacer meses de preparación física intensísima, o, sino, la carrera simplemente te puede destrozar.

El golf no requiere esos niveles de preparación física, obvio, aunque yo soy un gran partidario del gym para nuestro querido juego.

La similitud del Golf y el Dakar es que ambas requieren una fuerte preparación previa.

En el Dakar lo crítico es la preparación física previa al evento. En el golf, lo clave es la preparación mental previa al Campeonato.

Si el Dakar te puede destruir físicamente si no estás bien preparado, un torneo de golf te puede destruir mentalmente si no estás bien preparado.

Hace rato que creo firmemente en la preparación mental permanente fuera de la cancha. He llegado a la conclusión de que es absolutamente indispensable, ya que el golf, por la gran dificultad (o casi imposibilidad) que tiene un jugador para alcanzar y mantener un permanente nivel óptimo de juego, hace que la frustración sea cosa de todos los días.

Este juego, cuando menos lo esperamos, y en forma habitual, nos va a "pegar en el suelo". En inglés hay un muy buen término para esto: "golf will beat us up most of the time".

Y ocurre que el ser humano es pésimo para enfrentar los fracasos y malísimo para tolerar la frustración. El mal tiro que pegamos en el último hoyo de ese Campeonato, y que nos impidió ganar por un golpe, se nos queda pegado en la mente, a veces, por meses.

Y eso es lo que hay que evitar, como la plaga.


Existen técnicas que permiten fortalecer la mente inconsciente, la buena para jugar al golf. Ocurre que la mente inconsciente no posee facultades críticas propias, por lo que resulta relativamente sencillo "alimentarla" con mensajes positivos sobre nuestro golf, lo que permite fortalecer algo muy clave para el juego bajo presión: LA CONFIANZA.

Hace algunos meses que utilizo un programa propio para fortalecer la mente fuera de la cancha. Es como ir al gimnasio para mantener el buen estado físico, y me ha dado excelentes resultados.

Si tu dejas de ir al gimnasio, pierdes tu fortaleza física. Si no haces un programa de fortalecimiento mental, tiendes a perder tu confianza golfística.

Parto el 2012 con la confianza al tope gracias a mi propio programa de fortaleza mental. No me sorprendería tener un gran año de golf !!!!!!!!!!!!