http://www.terencecook.com/2012/01/taller-tactica-mental-personalizada-tmp.html

lunes, 8 de noviembre de 2010

Mensaje a los Golfistas jóvenes que quieren llegar arriba

El golf a nivel mundial está increiblemente competitivo. Son miles y miles de jugadores de todas partes del mundo que compiten fieramente por estar, o llegar a la cima.

Un gran swing de golf , y mucho talento, no basta  para triunfar. Siguen siendo notorios, y notables, los grandes deterioros de performance que experimentan la gran mayoría de estos talentosos jugadores al enfrentar situaciones de presión. Las "arrugadas" son memorables: desde Van de Velde en un British Open en los 90, hasta Dustin Johnson en el US Open de Pebble Beach este año. En realidad, es cosa de todos los fines de semana, y en todos los torneos y amistosos alrededor del mundo.

Esto significa que la preparación que debe tener un joven golfista que pretende llegar arriba, debe ser muy fuerte en aspectos del control de la mente. También estimo fundamental la  práctica del juego corto (150 yardas hacia adentro), la planificación  en la cancha, y la preparación física. Es que creo que estos cuatro aspectos están fuertemente interrelacionados.

Ya está claro que la razón principal de las "arrugadas" es que el golfista se "sale" del lado derecho, o inconsciente, de la mente al enfrentar situaciones de presión, y empieza a pensar con el lado izquierdo racional consciente. En vez de estar en el estado de ensueño conocido como "in the zone", que es lo ideal para jugar un gran golf, el jugador empieza a tener temor, pensar en el pasado y los riesgos de los siguientes tiros. El swing se "rigidiza", se pierde fluidez y se pierde la soltura con que se venía jugando, y la desconfianza lleva al debacle.

Lo clave, entonces, es fortalecer la confianza.........confianza es la palabra mágica en todo esto. ¿ Y cómo se logra?.

Lo primero es trabajar fuerte el estado físico. Hay dos razones claves para ello: el trabajo en el gym requiere trabajo duro y fortaleza mental. En el momento de enfrentar la presión también se requiere fortaleza mental, por lo tanto el trabajo en gym ayuda a adquirir fortaleza mental. La segunda razón es que el mejor estado físico ayuda a pegarle más largo a la pelota sin "forzar". Lo peor que se puede hacer en  golf es pegarle a la pelota "forzando".......la razón es simple: el swing se rigidiza, se le pega peor a la pelota, aparece la desconfianza, y la mente tiende a irse al lado izquierdo indeseado.

Lo segundo que permite mantener la confianza en un muy alto nivel, es ser un excelente jugador de juego corto. Insisto, 150 yardas hacia adentro. Y, obviamente, ser un gran jugador de putt. Es aquí donde hay que invertir el 80% del tiempo de práctica. Lamentablemente, al observar a muchos jugadores jóvenes en sus hábitos de práctica, este ratio es al revés. No hay elemento que permita mantener más en alto la confianza, cuando estamos jugando mal el drive, por ejemplo, que ser capaz de recuperarse con un un gran pitch.  O hacer  un gran birdie gracias a un excelente putt de 10 metros.

Lo tercero que permite mantener en alto la confianza es planificar impecablemente cada tiro en la cancha. En realidad, planificar bien los tiros en el golf es lo más fácil. En la mayoría de los torneos se  juegan rondas de práctica. Aquí se capta para donde hay que pegar para evitar los riesgos inecesarios. Durante el torneo es clave minimizar los errores de planificación. Esto por dos razones: la primera es que cuando el jugador planifica mal, lo más probable es que va a hacer más palos producto del error. La segunda razón por lo cual hay que evitar errores de planificación es que cuando uno se equivoca, la mente tiende a "switchearse" al lado izquierdo. El jugador se siente culpable y tiende a quedarse en el pasado. Hay que evitar los errores de planificación como la plaga.

En cuarto lugar, da muchísima confianza tener un sistema mental que al jugador le permita saber exactamente lo que va a hacer durante los 18 hoyos en que permanece en la cancha. No sólo cuando está pegando, sino también en los, muchas veces, largos momentos en que tiene que esperar para pegar. Hay numerosos "sports psicologists" que enseñan distintas técnicas para lograr estar "in the zone". Algunas de estas técnicas provienen del mundo del yoga, otras del mundo de la psicología y otras del mundo de la religión. Lo importante es que cada jugador construya el método mental "en cancha" que más le acomode. Pero de algo estoy seguro: hay que tener un método mental en cancha.

Estoy convencido de que el golfista joven Chileno que llegue a la cima del golf mundial habrá desarrollado  sistemas similares o parecidos a los que he descrito aquí.

1 comentario:

Cofradia dijo...

Como siempre, excelente. Hace rato que esperaba tu blog.
Te sugiero o te pido que entres en mas detalles en el tema del "lado derecho" "lado izquierdo". Fundamental!