http://www.terencecook.com/2012/01/taller-tactica-mental-personalizada-tmp.html

miércoles, 5 de enero de 2011

Algo más sobre la poderosa mente inconsciente.

Cada día que pasa me convenzo más de que hay que jugar golf mayoritariamente con el lado derecho del cerebro. El lado que controla la mente inconsciente o subconsciente.

La mente inconsciente o subconsciente es como la gran parte sumergida de un iceberg.


.Lo único que debemos hacer con el lado izquierdo es planificar el tiro momentos antes de la ejecución. Para esto la mente consciente es muy efectiva. Es buena para analizar algo y actuar con fuerza de voluntad. Aquí lo único que queremos hacer es examinar las condiciones del tiro a efectuar y determinar cual es el tiro óptimo, con qué palo lo vamos a realizar y con qué tipo de golpe. Se trata de siempre hacer tiros conservadores y el lado consciente de la mente es muy bueno para racionalizar. Recuerda muy bien porqué no hay que pegar determinado tiro.

Pero ahí se acabó la utilidad de la mente racional.

Al acercarnos a la pelota el lado racional ya no nos sirve más. Es que nos obliga a pensar en la mecánica del swing. Se acuerda de los riesgos y de tiros desastrosos del pasado.Nos lleva al futuro y a lo malo que sería tirar la pelota al agua.

Me encantó la línea de Mark Tullo.

Una vez que pasas la línea ya no racionalizas más.("you have already committed to the shot").  Para otros es el swing de práctica el momento de ya no "pensar" más y "switchearnos" al lado derecho del cerebro.

Es que la mente inconsciente es tremendamente poderosa y automatiza la mayor cantidad de comportamiento posible para no tener que pensar en ello cada vez que hay que ejecutar este comportamiento. La analogía de aprender a manejar un auto es muy buena para graficar esto. Al aprender a manejar se utiliza el lado consciente de la mente. Al principio nos cuesta mucho y es difìcil. Pero una vez que ya se automatizó el comportamiento y  al manejar con la mente inconsciente, es fácil, y podemos conversar con los pasajeros y ya ni nos acordamos como llegamos a destino. 

Lo que es tan bueno para el golf, es que la mente inconsciente tiene almacenada en la memoria de largo plazo  cada tiro que hemos pegado en toda la vida, y está disponible para ser accesado, dado el gatillo adecuado. Nuestra mente inconsciente "sabe" perfectamente bien como efectuar el tiro perfecto para cada situación, ya que lo hemos hecho miles de veces y todas estas imágenes están almacenadas..

La mente inconsciente está permanentemente anotando y recordando todo lo que puede ver, escuchar, oler, paladear y sentir todo el tiempo que estamos en la cancha. Es muchísimo más poderoso que la mente consciente. Por ejemplo, nuestros ojos tienen 6 millones de conexiones con nuestra mente. Pero, lo impresionante es que sólo un mínimo porcentaje de estas conexiones son con la mente consciente. El resto, vale decir la inmensa mayoría de estas 6 millones de conexiones van a la mente inconsciente. Y es igual con los demás sentidos.

La conclusión es simple: es la mente inconsciente la que nos permitirá jugar nuestro mejor golf, sin "arrugar" y estando más tiempo "in the zone".

5 comentarios:

ACQ dijo...

Me hace mucho sentido todo esto. Gracias por compartir Terrence.

Un abrazo,

Alan

Andres dijo...

Terencio, tan facil de entender y tan dificil de hacer! Buen articulo!

Anónimo dijo...

TERECE ES DIFICIL CUANDO UNO ES PACHUCO Y YAYOS CORNER ONO.
TE FELICITO, AYUDAS A MUCHOS Y JOVENES GOLFISTAS.

Carmen Gloria Caamaño dijo...

Tiempo para marcar y tiempo para fluir. Desde la danza, que practico apasionadamente, desde tiempos que ni recuerdo; hay un tiempo para aprender la coreografía y un tiempo para vivirla. Las posiciones, los tiempos, los pasos, los desplazamientos y los espacios: hacer - hacer - hacer; hasta que empiezas a sentir - sentir y fluir. Todo se ha integrado: la música, el movimiento, el sentimiento; y se activan los sentidos que permiten, más que medir, intuir. Ya no racionalizas más, está en ti; sabes qué hacer y cómo hacerlo. Sabes sentir y fluir.

Terence Cook dijo...

Me encantó este comentario de Carmen Gloria sobre su experiencia con la danza......cuando en golf sabes sentir y fluir, jugarás gran golf....Terence Cook