http://www.terencecook.com/2012/01/taller-tactica-mental-personalizada-tmp.html

viernes, 19 de octubre de 2012

Intuí que iba a hacer un eagle en un par cuatro y resultó. La intuición en golf y su tremendo poderío

Quiero relatar la historia del que, muy probablemente, haya sido el mejor tiro de golf de mi vida.

Fue ayer, en el tradicional Campeonato Doña Flor y sus Dos Maridos, en el Prince of Wales Country Club.

Felipe Taverne, Mercedes Espejo y Terence Cook
En esta oportunidad, me invitaron Mercedes y Felipe Taverne, ya que su tradicional partner, Michi Geyger, iba a estar en Perú.

Ellos habían ganado el año pasado, por lo que yo, obviamente, quería jugar bien, para, ojalá, contribuir a repetir esa victoria.

Con Felipe veníamos con poco golf en el cuerpo. Felipe saliendo de una fuerte gripe que le vino en el Sudamericano de Lima la semana pasada, y yo, tampoco había jugado desde nuestro regreso.

Mercedes fue la que mejor jugó en los hoyos iniciales, pero no pudimos hacer birdie en nuestros primeros cuatro hoyos. Todo parecía que se arreglaba en el hoyo 10 (nuestro quinto hoyo) con Felipe a unos cinco metros y yo a menos de un metro para birdie. Felipe erró por milímetros, y mi putt, que estaba prácticamente dado, ni siquiera tocó el hoyo.

Quedé sorprendido y sentí que no le había respondido a mis partners.

Tampoco pudimos hacer birdie en los siguientes dos hoyos, y llegamos al par cuatro hoyo 13.

Pegué un drive excelente y mientras caminaba hacia la pelota tuve una fuerte intuición.

Intuí que para compensar mi error del hoyo 10 iba hacer un eagle en el 13 y otro eagle en el hoyo siguiente, el par cinco hoyo 14, el que es llegable de dos desde los tees blancos.

Celebrando mi dos en el par 4, H 13 del PWCC
Tenía unas 137 yardas con viento a favor a una bandera al fondo izquierdo del green. Intenté sincronizarme como siempre lo hago y procedí a pegar un tiro absolutamente perfecto. Salió como flecha hacia la bandera, botó como un metro antes, dió un par de botes y entró suavemente al hoyo para un eagle dos.

Hace más de cinco años que estoy estudiando la poderosa mente inconsciente y su increible impacto en el golf.

Y he aprendido a prestarle mucha atención a las intuiciones.

Hay dos maneras en que el consciente se comunica con el inconsciente. La mejor manera de explicarlo es a través de la analogía del iceberg,

La parte del iceberg que se ve sobre la superficie del agua es la mente consciente y la parte del iceberg que está sumergida, la parte más grande, representa la mente inconsciente.

El nivel del agua es la IMAGINACIÓN, que es el medio de comunicación entre ambas mentes.

Podemos comunicarnos conscientemente con nuestra mente inconsciente cuando a través de nuestra imaginación, sugerimos o visualizamos cosas que queremos, o no queremos, que ocurran.

Por otra parte, la mente inconsciente se comunica con el consciente cuando imaginamos, o intuimos, cosas que pueden ocurrir, a través de sueños, ideas, intuiciones o "tincadas".

La mente inconsciente es un millón de veces más poderosa que la mente consciente, por lo que que toda actividad "inter mente" tiene implicancias enormes para jugar buen golf.

Claro, cualquier golpe desde 130 yardas que entra a un minúsculo hoyo parece ser una casualidad. Pero, ojo, una y otra vez hemos visto tiros increibles, y yo, cada vez me convenzo más, de que la utilización efectiva de la interacción mente consciente/mente inconsciente puede producir resultados impensados en el golf.

Ayer, el proceso que alimenté fue el siguiente:

Cuando erré el cortísimo putt del hoyo 10, no me enojé ni me frustré. Apliqué una técnica para "pedirle ayuda" a mi mente inconsciente que se llama autoconversa esperanzadora:

"No importa Cook, ya van a salir los birdies.Tranquilidad y paciencia".

Cuando iba caminando por el fairway del hoyo 13 me llegó la intuición de que iba a hacer dos eagles seguidos. Sólo tomé nota de la intuicón y cuando me tocó golpear me preocupé de hacer muy cuidadosamente mis técnicas para lograr sincronizarme de mente y cuerpo...........y pegué el que debe ser el mejor tiro de golf de mi vida para hacer el eagle dos.

Lo que pasó en el hoyo 14 fue una anécdota. No estuve ni cerca de hacer eagle, pero no importa.

Creo que lo que es clave es aprender a recibir las intuiciones, o "tincadas" con espíritu super positivo. En la medida en que le damos credibilidad a una intuición positiva en la cancha de golf, y que hacemos nuestra rutina mental y física con la intuición en mente, nuestra poderosa mente inconsciente hará todo lo posible para ayudarnos a llevarla a cabo.


Bueno: ¿Y cómo nos fue en los hoyos finales del Doña Flor?

La cancha no estaba tan fácil ayer, con mucho viento, pero pudimos hacer dos birdies adicionales y evitar bogeys.

Y para mi felicidad......y alivio.....nuestro 68 nos permitió ganar el Campeonato Doña Flor y sus dos Maridos, versión 2012.




1 comentario:

ana maria diaz dijo...

Muy buen relato sobre la intuición y la técnica de autoconversa, estoy preparando un curso para instructores y les daré el link para que lo lean, también me gustó el refuerzo de imagen sobre la mente inconsciente y consciente. Gracias por los elocuentes relatos de tus propias experiencias. Ana